CLAVES PARA RENOVAR TU UNIFORME ESTA TEMPORADA

Septiembre significa el fin de las vacaciones y la vuelta al trabajo. Ha llegado el momento de revisar tu uniforme médico o bata sanitaria, evaluar en qué condiciones se encuentra y decidir si necesitas una renovación de vestuario o incluso un cambio de talla.

No te pierdas el post de hoy en el que te damos las claves a tener en cuenta para renovar tu uniforme esta temporada.

  1. Compra cuando sea necesario

Por motivos de protección, higiene y seguridad, es necesario revisar tu uniforme al menos una vez al año, para identificar posibles deterioros y evaluar el estado en qué se encuentra para determinar si es necesario la adquisición o reposición de un nuevo uniforme. Los meses de Septiembre y Enero, son un buen momento para realizar esta acción puesto que supone el “inicio del curso/año”.

Pruébate el uniforme con antelación a la vuelta al trabajo tras las vacaciones para evitar sorpresas de última hora. Es posible que en vacaciones, cuando has reducido tu nivel de actividad diaria y aumentado las comidas fuera de casa hayas cogido peso y necesites una nueva talla.

Si es así, no te empeñes en llevar un uniforme ceñido al cuerpo pensando que vas a adelgazar. Llevar un uniforme acorde a tu nueva talla significa estar cómodo en el trabajo y por lo tanto te hará más productivo.

Siempre que se produzca un cambio de imagen corporativa, logotipo, colores, etc. de la empresa, es importante adaptar o renovar el uniforme conforme a la nueva identidad, para que todos los elementos que contribuyen a la imagen de la empresa estén en armonía y equilibrio.

La ropa de trabajo también es moda, y el uniforme debe ir con los tiempos, procura que no llegue a parecer antiguo o desfasado, actualiza cada cierto tiempo tus chaquetas médicas a según la moda y tendencias del mercado que más se adapten a tu identidad corporativa y filosofía empresarial.

Si tu uniforme está deteriorado, si has cambiado de empresa o tu chaqueta tiene un aspecto “pasado de moda”, o has cogido unos kilitos de más tras las vacaciones… definitivamente es el momento de renovar tu ropa de trabajo.

  1. Apuesta por la calidad

Todos los años se repite la misma historia, con la vuelta al trabajo toca volver a comprar uniformes, y esto a veces esto nos supone un desembolso económico que no te pilla en el mejor momento, por eso el consejo más importante que te damos es invertir en uniformes médicos o batas sanitarias de calidad, un buen tejido resistente y duradero es una inversión a largo plazo que te ahorrará un cambio de uniforme constante.

No es lo mismo comprar cada año un uniforme médico o una bata de laboratorio porque se ha deteriorado muy rápidamente o ha perdido color o prestancia, que comprar un uniforme cada tres años porque es de un tejido de calidad.

La actual situación sanitaria ha puesto en relieve la importancia de la higiene constante de los uniformes médicos, por ello es importante elegir un tejido de uniforme que sea resistente a múltiples y constantes lavados. En este caso, te recomendamos los pijamas médicos de microfibra por ser un textil innovador que, posee múltiples ventajas como puede ser su fina estructura y su gran resistencia, además de ser una tela hidrorepelente de fluidos.

El tejido microfibra es altamente resistente, está diseñado para aguantar el lavado diario de las prendas de trabajo sin que éstas pierdan sus cualidades, no se deforman ni pierden color con los lavados.

Resiste el lavado a altas temperaturas, puedes lavar tu uniforme de microfibra a 60º, una temperatura recomendada para que el virus no pueda sobrevivir en tu ropa de trabajo.

Si necesitas un uniforme de gran resistencia y fácil de cuidar, sin duda, no puede faltar en tu taquilla de trabajo un uniforme de microfibra.

Para ahorrar costes, elige un uniforme con un tejido bueno y resistente. Cuanto más duradera sea la ropa, tendrás que renovar el uniforme con menor frecuencia. La elección de ropa de trabajo que sigue teniendo lustre, a pesar de un centenar de lavados y de un trabajo duro te ahorrará dinero y tiempo.

  1. Aprovecha momentos clave

Otro punto importante en la compra de vestuario laboral es tener en cuenta el ahorro, es decir realizando la compra de tus uniformes en momentos clave aprovechando promociones y rebajas.

Puedes comprar tu ropa de trabajo a principios de  temporada y aprovechar los periodos en los que se realizan ofertas y promociones para conseguir varios uniformes de reposición a mejor precio.

Por ejemplo el mes de Enero es un buen momento para renovar tu uniforme, porque muchos comercios realizan las rebajas de invierno, lo que supone una buena oportunidad para adquirir tu uniforme médico, zuecos sanitarios o bata de laboratorio con un precio rebajado. Este es un buen momento para adquirir tu uniforme de manga larga.

Así durante el mes de Julio, puedes aprovechar las rebajas de verano para adquirir tu uniforme de manga corta.

Además, no olvides permanecer atento a promociones puntuales que se realizan durante el año como “La Semana de Internet” durante el mes de Mayo o el “BlackFriday” en Noviembre para renovar el vestuario a un mejor precio.

Si quieres empezar el curso con ganas y energía y sobretodo protegido puedes comprar  tus uniformes médicos, ropa de trabajo, pijama sanitario,  o mascarillas desechables de la siguiente manera:

  • Online, realizando tu pedido en https://anadeshop.com
  • Telefónicamente, llamando al teléfono 915 218 871
  • Personalmente en nuestra Tienda Ánade, situada en C/San Bernardo 32.

Productos relacionados:

Empresa dedicada a la fabricación, venta y distribución de ropa de trabajo profesional de alta calidad. Especializados en el sector sanitario.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.