Uniformes para veterinarios ¿Cómo elegirlo?

Cada profesión requiere de un uniforme adecuado para sus trabajadores, con unas características específicas de acuerdo a la labor que realizan, un uniforme debe ser ante todo cómodo, práctico y seguro. Esta necesidad de seguridad se incrementa aún más cuando hablamos de la profesión veterinaria. Ser veterinario y tratar animales implica estar preparado vivir situaciones imprevistas e incluso de riesgo en el día a día, y tu uniforme debe estar preparado para ello.

El trato con animales de diferentes especies, carácter y tamaño hace que el uniforme de veterinario deba ser elegido con especial cuidado, prestando atención a los pequeños detalles que marcan la diferencia y sobretodo, que harán más fácil tu profesión.

  • Tejido: Elige un tejido resistente, que sea duradero y sobretodo te proteja ante cualquier mancha o contacto derivado del trato con el animal (arañazos, enganchones, etc.). Un tejido que combine poliéster (50%) y algodón (50%) puede resultar una buena opción debido a la durabilidad del poliéster y la frescura del algodón.

Es importante que el tejido sea flexible y ligero, para facilitarte la movilidad que necesitas.

También encontrarás tejidos de microfibra hidrorpelente, que te ayudará a evitar manchas de líquidos y fluidos derivadas del contacto animal.

 

  • Modelo: Evita las chaquetas de uniforme cerradas con botones o cremalleras, te ayudará a prevenir que los animales se enganchen en este tipo de fornituras. Lo mejor es una chaqueta cerrada, normalmente de cuello a pico y con algún bolsillo pequeño para poder guardar algún objeto o herramienta de trabajo necesaria. Hay modelos de chaqueta que incluso sólo tienen el bolsillo en el pecho.

Evita las prendas ceñidas, una chaqueta de tipo unisex normalmente es más amplia  y ganarás en comodidad.

 

Respecto al pantalón existen diferentes modelos de pantalón de pijama sanitario: con botón y cremallera, botón y cinta o elástico de goma, quizá este último cierre te permitirá mayor soltura, comodidad y libertad de movimiento en tu trabajo diario.

     

  • Color: Los colores claros y suaves ayudan a transmitir una sensación de calma y tranquilidad esencial para los animales, evita que puedan sentirse “invadidos” al ser tratados y sobre todo para facilitar el trabajo del veterinario.

También existen chaquetas estampadas que le darán un toque diferente a tu consulta y te ayudará a diferenciarte de la competencia.

 

  • Elementos de protección: el gorro, mascarillas y guantes. El gorro de quirófano es necesario en caso de que el trabajador tenga el pelo largo o necesite retirárselo de la cara, se hace imprescindible la utilización de un gorro o bandana o incluso un gorro de quirófano desechable para realizar el trabajo con higiene y sin molestias. De esta manera, prevenimos la caída del pelo en situaciones en que pueda suponer un peligro o riesgo de contaminación, especialmente en las relacionadas con cirugías. También es recomendable utilizar vestuario desechable como guantes y mascarillas, te ayudarán a protegerte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te han parecido útiles estas recomendaciones? ¿Qué es lo más importante para ti para elegir tu pijama de veterinario? No dudes en compartir con nosotros tu opinión. ¡Esperamos tu comentario!

Empresa dedicada a la fabricación, venta y distribución de ropa de trabajo profesional de alta calidad. Especializados en el sector sanitario.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.