Ropa quirúrgica, vestuario del personal sanitario y bulto o paquete quirúrgico.

Sábanas y paños quirúrgicos para tu Clínica

La función de la ropa quirúrgica, es proporcionar una barrera eficaz que evite la propagación de microorganismos hacia el paciente, así como proteger al personal de los pacientes infectados. Estas barreras impiden la contaminación de la herida quirúrgica y del campo estéril por el contacto directo con el cuerpo.

La indumentaria de quirófano podemos clasificarla en dos partes: por un lado tenemos el vestuario del personal sanitario (gorros, mascarillas, cubre zapatos, guantes, batas quirúrgicas, pijama médico, etc.) y por otro el bulto o paquete quirúrgico (paños, sábanas, toallas, etc.) En el post de hoy te explicamos en qué consiste un bulto quirúrgico, los tipos que hay y de qué se compone.

¿Qué es el paquete quirúrgico?

 Es un paquete que contiene material que ha sido esterilizado que se utiliza para impedir o disminuir el riesgo de la transmisión de microrganismos desde el equipo quirúrgico o el propio del paciente hasta la herida quirúrgica abierta.

Una de las actividades durante el proceso de esterilización es el ensamble o empaquetamiento, que esto consiste en proteger y asilar del medio externo el material y equipo mediante envolturas o recipientes para conservarlos en condiciones óptimas de seguridad desde el punto de vista bacteriológico hasta por treinta días si fue esterilizado con vapor saturado, y hasta seis meses si fue esterilizado con gas.

El contenido del bulto quirúrgico debe estar confeccionado de tela no tejida de polipropileno o de algodón, impermeable a la penetración de líquidos y fluidos, debe tener un color anti reflectante (como el azul, verde) no transparente, de tejido antiestático y resistente a la tensión en uso normal.

Contenido del paquete quirúrgico

El contenido con el cual debe de contar un bulto quirúrgico consta de los siguientes elementos:

  • 3 batas quirúrgicas para cirujano: Debe ser de tipo recta, larga, cruzada, y con cuello tipo mao, de manga larga con puño ajustable, en color azul o verde y cerrada con cintas y de tamaño grande o extra grande

  • 1 bata quirúrgica para instrumentista: Debe ser del tipo de la del cirujano
  • 1 sabana hendida: De forma rectangular, sencilla de 1 o 2 piezas, con apertura y refuerzos. El largo recomendado de la sábana debe ser de 2mx 1,50 m de ancho, una abertura de 50x6m y el ancho del refuerzo de 5cm.

  • 4 campos cerrados sencillos: Confeccionados en tela de 40×60 cm, de forma cuadrada, sencilla de una sola pieza, y con un dobladillo perimetral de 1cm.

  • 1 sabana de pie o podálica: Confeccionada en tela de 170×190 cm (aprox.), forma rectangular sencilla o 2 piezas y con dobladillo perimetral de 1 cm.

  • 1 sabana superior o cefálica: Confeccionada en tela de 150×190 cm (aprox.), de forma rectangular sencilla o 2 piezas, y con dobladillo perimetral de 1cm.

  • 1 cubierta para mesa de riñón: Confeccionada en tela de 200x150cm (aprox.), forma rectangular, sencilla de una pieza y dobladillo perimetral de 1cm.

  • 1 funda de mesa de mayo: Debe tener forma de “L”, con un extremo abierto y abertura lateral, otro extremo cerrado y una pieza cuadrada de la misma tela en el costado. Sus dimensiones son de 1,40m x 0,50m y una abertura de 65cm. Una pieza cuadrada de 45x45cm y un dobladillo en todas las orillas de 1cm.

  • 1 compresa de envoltura doble: Confeccionada en tela de 1,50mx 1,50m, en forma cuadrada, de dos piezas unidas por dobladillo perimetral de 1cm.
  • 4 toallas absorbentes cuyo tamaño sea de 40x40cm (aprox.)

En Ánade, fabricamos sábanas y paños quirúrgicos, bajo pedido, de diferentes tamaños y colores. Todo lo que necesitas para tu cirugía puedes conseguirlo en nuestra web. Para ampliar información no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 915 218 871.

Productos Ánade sabanas:

  • SABANA CERRADA 270×160

  • SABANA VERDE 100% ALGODÓN 150×80

  • Bata cirujano cintas

Empresa dedicada a la fabricación, venta y distribución de ropa de trabajo profesional de alta calidad. Especializados en el sector sanitario.
Sin comentarios

Escribe un comentario