Pautas de vestuario en la industria alimentaria

Si hay un sector profesional donde el vestuario laboral que usan los empleados adquiere una dimensión especial debido a la necesidad de garantizar el cumplimiento de las todas las normativas de higiene y seguridad, es sin duda la industria alimentaria. Y es que cuando se trabaja con alimentos se trabaja asimismo con la salud de la gente y las medidas de protección y limpieza deben cuidarse al máximo para evitar cualquier error que pueda ser perjudicial tanto para el producto final como para el consumidor.

No sólo los manipuladores de alimentos deben cuidar su uniforme de trabajo, sino también el de todos aquellos que intervienen en el proceso alimentario: mecánicos, personal de limpieza, técnicos e incluso las visitas que pueda recibir la fábrica.

La prenda más usada en este sector es la bata para industria alimentaria por ser un elemento de vestuario de total protección, que puede ser de varios modelos, tanto de algodón y poliéster como desechables (este último modelo se utiliza especialmente para el personal de visita).

 

   

 

La ropa en el sector de la alimentación presenta unas singularidades diferentes al resto de ropa de trabajo profesional ya que debe estar diseñada de tal forma que evite una posible contaminación con el producto y seguirse unas pautas estrictas:

  • La ropa de trabajo a poder ser, no debe tener bolsillos ni botones, para evitar que se desprendan. El cierre central, de automáticos, debe estar oculto tras una tapeta, esto garantiza la limpieza e higiene evitando que manchas o restos de alimentos se queden entre los huecos de la ropa.  En caso de tener bolsillos, suelen ser interiores, porque aunque son básicos para guardar útiles de trabajo, esto impide la contaminación de los productos que se estén manipulando. Otro aspecto importante son los puños en batas o chaquetas, para evitar el roce con el producto que se está manipulando o el atrapamiento con la maquinaria.

 

  • Los elementos de vestuario deben ser usados exclusivamente en el punto de trabajo, no se debe usar la ropa de protección fuera del entorno de producción, como, por ejemplo, la obligación de quitársela antes de ir al servicio, al comedor y a las zonas reservadas para fumadores.

 

  • Debe ser guardada en taquillas o compartimentos diferentes a la ropa de calle.

 

  • El lavado de la ropa protectora se deberá realizar en la propia fábrica utilizando criterios definidos y verificados para validar la eficacia del proceso de lavado, o bien se deberá contratar a una empresa de lavandería auditada y aprobada.

 

  • Todo el pelo deberá estar recogido y cubierto para evitar la contaminación del producto. En este caso suelen utilizarse elementos desechables de protección. De igual modo, se recomienda el uso de mascarillas faciales.

 

    

  • En el caso de que se empleen guantes, éstos deberán reemplazarse con frecuencia. Cuando proceda, deberán ser aptos para utilizarlos con alimentos, desechables, de un color distinguible (azul, a ser posible), encontrarse en perfecto estado y no desprender fibras sueltas.

 

  • El calzado de trabajo en la industria alimentaria, debe ser exclusivo del punto del trabajo y si el puesto lo requiere será de seguridad y homologado con la normativa vigente.

 

Todo lo que necesitas para la industria alimentaria puedes encontrarlo en anadeshop.com o llamándonos al teléfono 915 218 871.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Nos interesa tu opinión ¡Esperamos tu comentario!

Empresa dedicada a la fabricación, venta y distribución de ropa de trabajo profesional de alta calidad. Especializados en el sector sanitario.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.