Ánade, tienda de ropa profesional y laboral. Chaquetas sanitarias.

MEDIDAS PARA PREVENIR EL FRÍO EN EL TRABAJO

Cuando las temperaturas comienzan a descender y el ambiente se vuelve cada vez más frío, es necesario el uso de ropa laboral adecuada para protegerse del invierno.

Trabajar con frío conlleva una sensación de malestar y disconfort térmico, disminuye nuestra destreza manual, provoca distracciones y agrava los síntomas de enfermedades crónicas, etc. afectando tanto a nuestra salud como rendimiento en el trabajo.

Por eso, para conservar el calor corporal es necesario utilizar una ropa de trabajo adecuada. 

En el post de hoy te damos las claves para prevenir y combatir el frío en el trabajo.

3 medidas para prevenir el frío.

No todos los profesionales sanitarios están expuestos a trabajar a bajas temperaturas, pero sí hay algunos sectores donde es necesario que el trabajador lleve un equipo de protección individual que se proteja del frío o tome medidas para combatirlo, hay quienes desarrollan su trabajo en almacenes farmacéuticos, industrias, laboratorios, o en espacios abiertos como los equipos médicos de ambulancias, personal de residencias y asistencia social que acuden a domicilios, etc.  y en estos casos sí podemos tomar una serie de medidas para afrontar el frío de la mejor manera posible.

 

1º. Organización del trabajo

 Una parte fundamental es delimitar qué tarea tiene que hacer el empleado y en qué condiciones o entorno se va a desarrollar para evaluar los riesgos que puede tener y ofrecerle un uniforme de trabajo adecuado.

Controla el ritmo de trabajo para que la carga metabólica sea suficiente sin que supere una sudoración excesiva.

También es importante planificar las actividades en exteriores en función de la previsión meteorológica.

 

2º.  Ropa laboral adecuada

La característica más importante que tiene que tener una ropa de protección frente al frío es que actúe como aislante térmico y que sea transpirable.

Utiliza prendas y chaquetas de uniforme de manga larga. Así como optar por pantalones médicos o batas de laboratorio de tejidos fuertes y resistentes, por ejemplo, las prendas con alto porcentaje de algodón te ayudan a mantener la temperatura corporal.

Si esto no es suficiente, recurre a la técnica de las 3 capas para aislarte del frío. Con la combinación de solo tres prendas de indumentaria se crea un pequeño microclima que protege nuestro cuerpo de las inclemencias meteorológicas y nos mantiene secos de nuestro propio sudor.

La primera capa debe aislar nuestra piel del sudor, por lo que es preferible optar por una camiseta interior de material sintético y que se seque rápidamente. Evita el algodón, puesto que el sudor interno empaparía la prenda y podrías enfermar.

La segunda capa, actúa de aislamiento térmico, esta ayuda a mantener el cuerpo caliente. Puedes usar por encima de tu chaqueta médica un forro polar, ésta es la prenda de trabajo más empleada ya que mantiene el calor y se seca de manera muy rápida.

En último lugar, usa una capa de protección como abrigos impermeables y  transpirables si estuvieses realizando trabajos en el exterior.

Elige prendas que no sean muy gruesas, para que no afecten a tu movilidad y sigas sintiéndote cómodo y flexible en tu trabajo.

Protege tus extremidades y la cabeza  si fuese necesario. ¿Sabías que el 50% del calor corporal suele perderse por la cabeza? Usa gorros o cascos de doble aislamiento si tienes que trabajar en exteriores o en un almacén sin calefacción.

Cuenta con un calzado sanitario con suela de goma que te aísle del frío y la humedad. Un calzado sanitario cerrado siempre te mantendrá los pies más protegidos, además en el interior puedes añadir plantillas térmicas para conservar el calor  y usar calcetines gruesos.

3º. Suministro de calor externo

Si el lugar donde debes realizar tu trabajo no dispone de calefacción, o aunque la tenga, el personal puede tener frío, puedes habilitar una zona aledaña con calefacción donde exista la posibilidad de consumir bebidas calientes, y también con taquillas para tener ropa de cambio. Es bueno que un trabajador pueda hacer una pausa en el trabajo para recomponerse del frío.

Recurre a la toma de alimentos calientes para aumentar la temperatura del cuerpo y frutas y hortalizas ricas en vitaminas A y C.

No olvides mantenerte en movimiento, es importante no quedarse quieto, ya que el frío calará más rápidamente en nuestros huesos.

Trabajar en condiciones de exposición a bajas temperaturas constituye un riesgo para la salud y por ello es importante seguir estos sencillos consejos y extremar las precauciones.

Si necesitas uniformes de trabajo de invierno para tu clínica, centro de salud, gabinete, etc. puedes comprar tu bata médica, chaqueta sanitaria o zapato de enfermería de las siguientes formas:

  • Online, realizando tu pedido en https://anadeshop.com
  • Telefónicamente, llamando al teléfono 915 218 871
  • Personalmente, visitando nuestra tienda de uniformes y calzado de trabajo en Madrid. ÁNADE C/San Bernardo 32 (Madrid- Metro Noviciado) en horario de Lunes a Viernes de 09:30 a 14:30h y tardes de 16:00 a 20:00h, Sábados de 09:45 a 13:30h.

Empresa dedicada a la fabricación, venta y distribución de ropa de trabajo profesional de alta calidad. Especializados en el sector sanitario.

Sin comentarios

Escribe un comentario