Uniformes microfibra para verano.

Claves para el cambio de uniforme de verano

A veces nuestro ritmo de trabajo puede verse afectado por un factor ajeno e incontrolable por nosotros como es el clima.

Durante los meses de verano, cuando la temperatura es alta nos crea una sensación de pesadez y fatiga que puede intervenir en nuestro rendimiento diario. No podemos controlar la temperatura, pero sí podemos afrontarla si sabes cómo.

En el post de hoy te damos unas pautas y consejos clave para que tu profesión y trabajo diario no se vea perjudicado y puedas sobrellevar el calor de la mejor manera posible.

 

ASPECTOS CLAVES DE TU UNIFORME DE VERANO

 

  1. Un aspecto fundamental para afrontar el calor es la forma en la que vestimos, un uniforme o ropa de trabajo de tejido ligero nos ayudará a combatir las altas temperaturas. Elegir un tejido acorde a cada estación del año es recomendable para que la temperatura no pueda perjudicar tu trabajo, evita las prendas de tejidos gruesos si tu clínica o lugar de trabajo es caluroso o al aire libre y opta por uniformes médicos de microfibra que te aportan flexibilidad, comodidad, son transpirables y sobretodo muy ligeros.
  1. Utiliza prendas y chaquetas de uniforme de manga corta. Un cambio en el tipo de escote y forma de tu chaqueta de trabajo te permitirá estar más fresco.
    Da el cambio del escote cerrado y con botón a una chaqueta con escote cuadrado y cremallera.
    Si trabajas en clínica, farmacia, o consulta, puedes optar por una bata médica de manga corta.
  1. Mantén ventilado tus pies: Cuenta con un calzado con orificios superiores y laterales. Un calzado sanitario abierto siempre te mantendrá los pies más frescos y ventilados. Escoge un calzado lavable, hará que te duren más, son más fáciles de lavar y sobretodo más higiénicos.
  1. Planifica tu jornada de trabajo, es importante realizar jornadas de descanso en lugares frescos, así como organizar tu trabajo empezando con las tareas más costosas a primera hora cuando la temperatura todavía es moderada, dejando las tareas más livianas para el final del día, cuando ya la sensación de calor, cansancio y fatiga es mayor y tu día será más llevadero.
  2. No olvides cuidar tu alimentación: comer alimentos ligeros y con alto con tenido en agua. Si en verano desempeñas jornada intensiva, aprovecha para hacer un descanso a media mañana con alguna pieza de fruta, y sobretodo bebe mucha agua.

 

Recuerda seguir estos consejos para que el intenso calor del verano no sea un obstáculo en tu día a día. Un buen uniforme debe protegerte no sólo del riesgo biológico, sino de todos los aspectos que puedan afectar a tu salud, incluida la temperatura.

Empresa dedicada a la fabricación, venta y distribución de ropa de trabajo profesional de alta calidad. Especializados en el sector sanitario.

Sin comentarios

Escribe un comentario